La fisioterapia se ocupa del tratamiento y la prevención de determinadas alteraciones físicas, con el fin de recuperar y/o mantener la salud, el equilibrio y el bienestar.

Para ello utilizamos determinados medios físicos, como electroterapia, ultrasonidos, baños de parafina, etc., sin olvidar que lo más importante son NUESTRAS MANOS.

Nuestros objetivos son:

  • Prevención y promoción de la salud.
  • Aliviar el dolor. Actuamos sobre el dolor agudo para evitar su cronicidad, y sobre el dolor crónico disminuyéndolo en la medida de lo posible.
  • Recuperar la funcionalidad física para llevar a cabo las actividades de la vida diaria.
  • Relajación, bienestar y equilibro físico y psíquico.

Las lesiones que tratamos, entre otras son:

  • Cervicalgias
  • Lumbalgias
  • Ciáticas
  • Dolores articulares
  • Contracturas
  • Tendinitis
  • Esguinces
  • Lesiones deportivas
  • Artrosis - artritis
  • Fibromialgia

Las sesiones tienen una duración aproximada de una hora en la que previamente valoramos tu caso personal para, posteriormente, buscar el tratamiento que mejor se adapte a tus necesidades utilizando todos los medios a nuestro alcance.

En todo momento tendremos en cuenta tus sensaciones subjetivas, adaptándonos a ellas, ya que consideramos que la comunicación es un aspecto fundamental en la relación terapeuta-paciente.

Nuestra actuación responde a un principio básico: TÚ ERES LO MÁS IMPORTANTE.